top of page

Entre la religión y el quebranto a la ley: Cristo Vive

Casa de Rescate Cristo Vive Saltillo / Imagen: Pinterest

Recientemente Coahuila regresó a semáforo rojo tras el repunte de contagios de coronavirus, sin embargo, esto no fue impedimento para que más de 700 personas acudieran a la celebración religiosa organizada por Cristo Vive cada domingo, con la intención de que quienes no cuenten con aparatos digitales no se priven de escuchar la Palabra de Dos.

De acuerdo con la casa de rescate, la celebración que se lleva a cabo en su nuevo auditorio, el cual cuenta con una capacidad para alojar a 6 mil personas, ofrece un filtro sanitario, toma de temperatura y pide el uso obligatorio de cubrebocas.

Ángel Montes, pastor de Cristo Vive, señaló que hasta el momento no han recibido alguna notificación de las autoridades para dar marcha atrás a las actividades presenciales de su iglesia.

Al menos unas 700 personas acudieron ayer al auditorio de Cristo Vive. Requisito. Es obligatorio el uso del cubrebocas / Foto: Héctor García

“Ya tenemos tres meses, quienes acuden a la iglesia es para recibir la Palabra de Dios, sobre todo porque ellos quieren escuchar una palabra de aliento o un consejo ante las dificultades que todas las familias atraviesan” Ángel Montes, pastor de Cristo Vive

De acuerdo a los registros emitidos por la asociación, hoy en día, el número de personas que los siguen en los eventos transmitidos en línea, se incrementó de 30 mil a 70 mil personas, siguiendo su doctrina desde el inicio de la pandemia hasta el momento.

Destacó que la casa de rescate cuenta con una línea disponible las 24 horas, y que al momento, se atienden al menos una docena de llamadas por día, las cuales van desde sofocar una pelea matrimonial, hasta solicitar orientación sobre algún problema de drogadicción.

“Esto no nos dice otra cosa más que de la necesidad de las personas para encontrar un refugio espiritual ante la crisis económica, pero sobre todo emocional y espiritual”Ángel Montes, pastor de Cristo Vive

En cuanto a los posibles contagios que pudieran darse, dijo que no había riesgos.

Por otro lado…

Aunque pudiera pensarse que todo es desobediencia, el padre Ignacio Flores, sacerdote del Santo Cristo del Ojo de Agua, anunció nuevamente el cierre del templo como una medida anticipada ante el repunte de casos en el estado.

“Algunas parroquias de la Diócesis de Saltillo han decidido hacer las misas virtuales, en el Ojo de Agua no habrá misas presenciales, ni en las capillas porque estamos en semáforo rojo. Y aunque la decisión se toma hasta el lunes, pues la verdad es que el semáforo rojo ya lo tenemos encima” Ignacio Flores, sacerdote del Santo Cristo del Ojo de Agua

El padre Nacho, quien duró semanas hospitalizado a causa del virus SARS-CoV-2, comentó que ya van varias parroquias que tomaron esa decisión, pues los contagios van a la alza y es importante prevenir.

En el templo en mención se llevaron a cabo dos celebraciones eucarísticas, pero a puerta cerrada a las 12 del medio día y 5 de la tarde, mismas que pudieron ser seguidas en redes sociales por los devotos.

Las capillas que también corresponden a esta parroquia son: el Templo de San Juan Diego, de la colonia Bellavista; La Resurrección del Señor, de la colonia Burócratas del Estado, y el Templo de Juan Pablo II, también de la Bellavista.

INFORMACIÓN: Vanguardia / Zócalo Saltillo

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page