top of page

Escocia: el primer país que da acceso gratuito a productos menstruales

La diputada laborista Monica Lennon a las afueras del parlamento escocés junto a activistas. Fotografía: Independent

«La menstruación no se detiene por la pandemia y el trabajo para mejorar el acceso a tampones, toallas sanitarias y productos reutilizables nunca ha sido más importante»

Mónica Lennon, diputada del parlamento escocés y miembro del Partido Laborista

La noche del 24 de noviembre, el parlamento escocés aprobó una norma que implica que las autoridades locales proporcionen acceso gratuito a artículos como tampones y toallas sanitarias para las mujeres. Con ello, Escocia se ha convertido en el primer país en el mundo, en aprobar de manera unánime la gratuidad de productos para la mestruación.

Una encuesta realizada por la organización Plan International reveló, que tres de cada 10 niñas en Reino Unido habían tenido problemas para pagar o acceder a estos productos debido al confinamiento por Covid-19.

Asimismo, 10 por ciento de las niñas encuestadas no pueden pagar dichos productos; y el 20 por ciento utiliza productos de menor calidad por el costo. 

En este sentido, productos como toallas sanitarias y tampones son controversiales por el denominado «impuesto rosa», aunque legalmente no se habla de dicho impuesto.

El pink tax es un coste adicional a un producto por el simple hecho de estar dirigido a mujeres, aún cuando los productos dirigidos a hombres son funcionalmente idénticos, a un costo más bajo.

Un día de orgullo para Escocia

El proyecto presentado por Mónica Lennon, diputada del parlamento escocés y miembro del Partido Laborista, busca normalizar la menstruación y reducir la brecha de género.

Desde 2018 Escocia dictaminó la gratuidad de tales productos para estudiantes; ahora toda la población tendrá acceso.

«Un día de orgullo para Escocia y una señal para el mundo de que se puede lograr el acceso universal gratuito a los productos de gestión menstrual» Mónica Lennon, diputada del parlamento escocés y miembro del Partido Laborista

Según la ley, el gobierno escocés debe establecer las medidas para permitir que cualquiera que necesite estos productos pueda obtenerlos gratis.

En primer lugar, el gobierno escocés deberá establecer un plan nacional para este fin; asimismo, escuelas, colegios y universidades deberán tener esta gama de productos disponibles de forma gratuita en sus baños. 

Al igual que el gobierno tendrá el poder y la responsabilidad de que «otros organismos públicos proporcionen productos menstruales gratuitamente».

El proyecto, ahora convertido en ley, tuvo que superar obstáculos dentro del Parlamento, pues los opositores argumentan, el costo podría exceder el estimado de 9,7 millones de libras al año.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page