top of page

INCONFORMES DUEÑOS DE BARES DE SALTILLO CON NUEVO REGLAMENTO

Tras la repeartura económica en la entidad, el alza en contagios de COVID-19 llegó a niveles críticos impulsada en parte, por la falta de responsabilidad de un sector minoritario del gremio restaurantero.

Con ello, y tras los continuos reportes hechos por la ciudadanía sobre lugares que no respetaron las recomendaciones sanitarias, sobrepasaban su capacidad permitida e incluso realizaban bailes, el Subcomité Técnico Regional COVID-19 Sureste de Coahuila decidió imponer nuevas restricciones.

En el caso de los restauranteros del Centro Histórico de Saltillo, las nuevas restricciones en donde se prohíbe abrir después de las 23:00 horas los sábados y no abrir los domingos, sus ingresos se reducen de un 15 a un 30 por ciento.

Miembros del sector restaurantero manifestaron su inconformidad, señalando que por unos pocos locales irresponsables la tengan que llevar todos.

“Es muy notorio que la gente sale a cenar o a tomarse una cerveza viernes y sábado. Sí representan una reducción del 60 por ciento de los ingresos del sábado y ya comparándolo con la semana, equivale a un 30 por ciento” – Sergio Castillo, dueño del Cerdo de Babel y miembro de Movimiento de Empresarios Socio Culturales del Centro Histórico de Saltillo.

Castillo recomendó que este tipo de decisiones deben respaldarse con información más técnica, ya que dicho comunicado oficial no deja claro cuánto influyen realmente los bares en el aumento de contagios, a diferencia de la apertura de la industria.

“ (…) Sería muy bueno tener la información técnica de cuánta gente se ha contagiado realmente por irresponsabilidades. Seguramente los tienen pero no lo sabemos. Sería bueno saber el comportamiento social de la gente que se ha enfermado. Lo que hemos visto es que en la industria sí hay brotes, y de eso no se habla”

Protocolo para evitar mayores contagios de COVID-19

Los establecimientos miembros del Movimiento Empresarios Socio Culturales del Centro Histórico son una fuente de empleo para alrededor de 350 personas, de acuerdo con Bere Meza, dueña del Café Flor y Canela y quien lamenta la situación. 

“En ese aspecto sí me afecta directamente. Me siento frustrada. Por algunos cuantos nos afectó a todos. Nosotros tratamos de cumplir con las reglas. Algunos no los están cumpliendo. De por sí ya está complicada la situación. Nosotros estamos trabajando al 50 por ciento de nuestra capacidad y para todavía cerrar un día, es una situación frustrante” – Bere Meza, dueña del Café Flor y Canela

Bere es de los empresarios que evitó realizar recortes de personal durante la pandemia.

INFORMACIÓN: Vanguardia

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page