top of page

MANIQUÍES Y OSOS PANDAS, LOS NUEVOS ACOMPAÑANTES EN RESTAURANTES

Con la pandemia del COVID-19 en nuestro planeta, nos rendimos ante una nueva normalidad; confinados y bajo estrictas medidas de distanciamiento, que nos impiden relacionarnos como hace dos meses mientras no haya una vacuna para el virus, y algunas son de los más curiosas.

Un restaurante con estrellas Michelin del estado de Virginia (este) encontró una forma divertida o espeluznante, dependiendo gustos, para obligar a mantener el distanciamiento social de sus clientes: el uso de maniquíes disfrazados sentados entre los comensales, cuando reabra el próximo 29 de mayo.

«Cuando necesitábamos resolver el problema del distanciamiento social y reducir a la mitad la ocupación de nuestro restaurante, la solución parecía obvia: llenarlo con maniquíes vestidos de manera interesante». – Patrick O’Connell, chef y propietario de The Inn at Little Washington.

Los maniquíes de tamaño natural evocan con su vestuario el ambiente de la posguerra en la década de 1940, con collares de perlas, vestidos de cuadros y trajes rayados.

Además, por si fuera poco, los camareros irán protegidos con mascarillas personalizadas que llevan estampadas la sonrisa de Marilyn Monroe o la barba de George Washington.

El glamour tiene que encajar con el lugar, donde un menú de degustación puede costar 248 dólares por cliente sin vino.

«Siempre me han gustado los maniquíes, nunca se quejan de nada y puedes divertirte mucho vistiéndolos», añade.

PANDAS

Mientras tanto, del otro lado del mundo se encuntra el restaurante Maison Saigon de Bangkok, donde han colocado osos panda de peluche entre los asientos con el fin de mantener las distancia social y a la vez para que hagan compañía a los clientes.

“Antes solo teníamos una silla para las mesas donde el cliente venía solo. Pero para mí, me pareció extraño, así que pensé en darles algo de compañía “. – Natthwut Rodchanapanthkul, el dueño del restaurante especializado en comida vietnamita.

Los peluches hacen sentir a los clientes menos “solos” a la hora de comer, y sacan una sonrisa por esta peculiar compañía. Además, esta idea está siendo todo un éxito en las redes sociales.

Las cabinas acristaladas ya es otra propuesta que incluso en varios restaurante españoles se están instalando para el día que puedan abrir. Por ejemplo, en Ámsterdam, han puesto casetas de cristal en la que solo pueden estar dos comensales.

CON INFORMACIÓN: – Tu otro diario – El sol de México –

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page