top of page

NO ES RECOMENDABLE ACUDIR AL DENTISTA DURANTE LA PANDEMIA

El director de la Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C), Carlos Eduardo Flores, recomendó a la población evitar visitar los consultorios dentales para tratamiento pues representaría un riesgo ante la emergencia sanitaria en que vivimos por el COVID-19

“En odontología es bastante complicado que existan urgencias en sí, para quitar el dolor sería por lo cual atenderías a tus pacientes. Se hacen limpiezas o ciertos trabajos donde utilizan las piezas de alta, lo cual es mucha irrigación de agua y empieza a saltar la saliva, entonces sí es bastante alto el riesgo de contaminación”.   Carlos Eduardo Flores, director de la Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C)

El también profesional de la salud bucal, aseguró que aunque los dentistas regularmente utilizan cubrebocas en la atención a sus pacientes, el riesgo de contagio sigue existiendo, puesto que, las partículas de saliva de los clientes pueden traspasar esta barrera, siendo este uno de los fluidos propagadores de la enfermedad infecciosa.

“La gente ahorita está aprovechando el tiempo que tiene libre, pero necesitamos apoyarnos no saliendo de casa, sino es indispensable no salgas de tu casa, protégete, protege a tu familia, a los tuyos. La única manera es no salir de casa al menos que sea una urgencia y en odontología es muy raro que existan urgencias”   Carlos Eduardo Flores, director de la Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C)

De acuerdo con Laurie Ann Ximénez-Fyvie, titular del Laboratorio de Genética Molecular de la FO (Facultad de Odontología), los odontólogos clínicos son el grupo de más alto riesgo después del cuerpo hospitalario que atiende a pacientes con Covid-19, debido a su exposición a gotas o microgotas de saliva, al contacto frecuente con superficies y la generación de aerosoles bucales.

La titular del laboratorio de Genética Molecular, recomienda que en caso de ser necesaria una consulta, debe ir solamente el paciente, portar cubrebocas y tener un distanciamiento de por lo menos dos metros de distancia con otros asistentes, aunque lo ideal es que en la sala de espera haya sólo uno a la vez; además, esos espacios deben prepararse con los objetos indispensables, como los asientos.

También, solicitar al paciente, previo a la consulta, enjuagar su cavidad bucal durante un minuto con peróxido de hidrógeno al uno por ciento.

De igual manera, utilizar equipo de succión de alta potencia, y equipo de protección personal, como guantes, lentes de protección, cubrebocas N95, caretas de protección y batas desechables de aislamiento, hasta la rodilla.

INFORMACIÓN: – El Heraldo de Saltillo –

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page