top of page

OMS endurece normas para el uso de cubrebocas

La Organización Mundial de la Salud, hizo un llamado de nueva cuenta, a no hacer de lado el uso de cubrebocas; sobre todo si se vive en áreas donde hay una alta propagación de Covid-19. Por lo que, a partir de su nueva guía del uso de cubrebocas, recomendó usar mascarilla en tiendas, lugares de trabajo, y escuelas que carezcan de una adecuada ventilación.

Del mismo modo, advirtió que si no es posible mantener distancia física de al menos un metro las personas, de todas las edades, deberían llevar también mascarilla, incluso aunque los espacios estén bien ventilados.

Por lo que además recomendó usar cubrebocas al aire libre si no se puede mantener el distanciamiento físico, añadió.

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, dijo que las nuevas recomendaciones implican algunos de los mayores cambios en su guía sobre el uso de mascarillas y consejos actualizados desde junio.

“Si se encuentra en interiores, a menos que se haya evaluado que la ventilación es adecuada, la OMS aconseja que el público en general use mascarillas no médicas, independientemente de si se puede mantener una distancia física de al menos 1 metro” – Margaret Harris, portavoz de la OMS

También recomendó el “uso universal de mascarillas” en todas las instalaciones de atención médica, incluidas las zonas comunes, como cafeterías y salas de personal.

La OMS sigue recomendando a todo el personal sanitario el uso de cubrebocas médicos (las habituales en quirófanos, por ejemplo) en zonas con menor riesgo de contagio aéreo (por aerosoles) y las de mayor protección (N95, FFP2, FFP3) en zonas de mayor riesgo, por ejemplo áreas de atención a pacientes con covid-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) además desaconseja el uso de aquellas que tienen válvulas, tanto entre el personal sanitario como en la población general, ya que el usuario de ese tipo de cubrebocas podría exhalar aire no lo suficientemente filtrado.

La OMS por último no recomienda el uso de cubrebocas en niños menores de cinco años, mientras que en aquellos de seis a 11 años se debe decidir teniendo en cuenta distintos factores (transmisión del virus en la comunidad, capacidad de los niños para poder llevar la mascarilla, entorno social y cultural, etc).

En los niños de más de 12 años se aplicarán las mismas recomendaciones que en los adultos, concluye la OMS.

Sobre las cubrebocas de tela, la organización recomienda que estén elaboradas con tres capas: una exterior impermeable, una interior que permita el paso de la humedad, y una intermedia filtrante.

En estos cubrebocas, insiste la OMS, no son recomendables las válvulas, ya que anulan la filtración y por ello “son inservibles para el control” del virus.

INFORMACIÓN: Reuters

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page