top of page

TEXAS REACTIVA NEGOCIOS PESE AL AUMENTO DE MUERTES DIARIAS POR COVID-19

Varios negocios reabrieron este viernes en Texas, pese a que 12 horas antes el estado reportó el número de muertes más alto desde que comenzó la pandemia por coronavirus COVID-19, con 53.

Regentes y alcaldes de Houston, Dallas, San Antonio y Austin, todos demócratas, advirtieron que Texas se está abriendo muy rápido y pronto ante la crisis por el COVID-19.

En total, en Texas se han confirmado 28 mil 87 casos de COVID-19 desde el inicio del brote, así como 812 muertes y 13 mil 353 personas recuperadas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el lunes que dejaría expirar la orden de quedarse en casa por la pandemia el 30 de abril y que los negocios comenzarían a abrir gradualmente a partir del 1 de mayo.

“La orden ejecutiva ha hecho su trabajo. Es hora de establecer un nuevo rumbo que reabra de manera responsable los negocios en Texas”. – Greg Abbott, gobernador de Texas.

En conferencia de prensa, el ejecutivo estatal anunció que los negocios que podrían reanudar actividades a partir del 1 de mayo son los restaurantes, tiendas minoristas, centros comerciales, cines, museos y bibliotecas.

Por otro lado, las peluquerías, salones de belleza, gimnasios, salas de masajes, tatuajes y boliches tendrán que esperar probablemente hasta el 18 de mayo para abrir, en una segunda fase de la reactivación económica en la que ha insistido el gobierno federal.

Algunos deportes al aire libre como el golf y el tenis podrán reanudarse en Texas con no más de cuatro participantes, quienes deben guardar las medidas de distanciamiento físico.

El gobernador también llamó a los ciudadanos a utilizar máscaras faciales mientras están en lugares públicos, aunque dijo que las autoridades no podrán multar a quienes no sigan esta medida.

“La apertura de Texas debe ocurrir en fases. Obviamente, no todas las empresas pueden abrir a la vez. Necesitamos un enfoque más estratégico para garantizar que no volvamos a abrir solo para tener que cerrar de nuevo”. – Greg Abbott, gobernador de Texas.

De acuerdo con las cifras del Departamento de Servicios de Salud del estado, los nuevos casos de COVID-19 en Texas se han ralentizado, aunque se han presentado pronunciados descensos y picos a lo largo del mes de abril. Esto podría sugerir que la enfermedad aún no está lo suficientemente contenida.

Por ejemplo, el 27 de abril se registraron 666 nuevos casos de coronavirus, pero tan solo el 25 se reportaron 967. El pico máximo ocurrió el 10 de abril, con mil 441 contagios en un solo día.

INFORMACIÓN:- L.D-

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page