top of page

UNA «PESADILLA HUMANITARIA» EN IDLIB

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió cesar la “pesadilla humanitaria” que ocurre en Idlib, en el noroeste de Siria, y afirmó que la única solución posible es “política”, no militar.

Al menos 900 mil personas abandonaron su hogar por los combates, desde el 1 de diciembre, entre ellas más de 500 mil infantes, reportó el máximo organismo internacional previamente.

«Es fundamental terminar el círculo vicioso de violencia y el sufrimiento en Siria; por más de un año hemos visto una serie de ofensivas del gobierno sirio y rebeldes al régimen» Antonio Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas

Se mostró también preocupado porque estos enfrentamientos exhiben un riesgo de “confrontación cada vez más grave”, pues las fuerzas gubernamentales son respaldadas por aviones rusos y los insurgentes, respaldados por Ankara.

Al recordar que en 2018 Siria y Rusia firmaron el memorando de Sochi para establecer en Idlib la zona de distensión y prohibir los ataques, reconoció que desde 2019 «comenzó a tambalearse, a pesar de varias prórrogas del cese al fuego”, y recientemente otra vez agravadas.

Por otra parte también pidió a la comunidad internacional 500 millones de dólares adicionales para “cubrir las necesidades de los nuevos desplazados durante los próximos seis meses”.

En las últimas semanas, Moscú y Ankara han intercambiado afirmaciones diplomáticas a raíz de diversos ataques respaldados en la zona en cuestión. Ambos, renuentes a ceder su posición.
0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page